top of page
  • Foto del escritorJairo Andres Ambriz Pado

Ella es Mi Mujer

Conocí a Adriana en una noche de verano, en medio de una pista de baile repleta de personas y el ritmo contagioso de la salsa llenando el aire. Desde el momento en que la vi, supe que mi vida estaba a punto de cambiar para siempre. Sus ojos brillaban con una chispa de alegría y su sonrisa iluminaba la habitación. Nos encontramos en la pista de baile, y desde ese instante, supe que estaba destinado a ser más que solo un encuentro casual.


Con el tiempo, Adriana se convirtió en mi compañera, mi confidente y mi amor verdadero. Juntos compartimos momentos de felicidad, risas y complicidad que llenaron mi corazón de alegría y gratitud. Cada vez que escuchaba "Ella es Mi Mujer", pensaba en Adriana y en el profundo amor que sentía por ella.


Nuestra relación no estuvo exenta de desafíos. Enfrentamos altibajos, momentos difíciles y pruebas que pusieron a prueba nuestra fortaleza y ​​compromiso. Pero a pesar de todo, nunca dudé de mi amor por Adriana. Ella era mi roca, mi apoyo inquebrantable, mi razón para seguir adelante incluso en los momentos más oscuros.


La canción "Ella es Mi Mujer" se convirtió en nuestro himno, en la expresión de todo lo que sentía por Laura. Cada vez que sonaba, nos mirábamos con complicidad, recordando el camino que habíamos recorrido juntos y fortaleciendo nuestro vínculo aún más.


Hoy, mientras escribo estas líneas, Laura está a mi lado, más hermosa que nunca. A través de los años, nuestro amor ha crecido y se ha fortalecido, resistiendo las pruebas del tiempo y las adversidades. Y aunque el futuro es incierto, sé que mientras tenga a Laura a mi lado y la música de David Zahah en nuestro corazón, estaremos listos para enfrentar cualquier desafío juntos, porque ella es mi mujer, mi amor eterno.



Comments


bottom of page